sábado, 1 de octubre de 2011

Mal de muchas, consuelo de tontas...

Hoy vamos a hablar de mi amiga Consuelo, (la de tres monólogos anteriores), que no es la dueña del Blog, no…, bueno en fin, Consuelo, finalmente tomo coraje y se separo hace poco de esa relación (quenovamosadecircuantoduro) y que la tenia atada e infeliz , asique después de un breve duelo que duro algo así como 10 días, se dispuso a volver a la Jungla como toda mujer soltera, recibida nueva y felizmente por su grupo de amigas, en el rebaño de ovejitas solteras, ansiosas de reinsértala en sociedad ovejal (ya sé que es ovina, no puteen)

Soledad, más que obvio, (junto con María Pía, Nadia, Alejandra, y toda la cría) enseguida le tendieron sus manos, para llevarla de un lado al otro a chongear como dios manda.

Pero Consuelo, al igual que todas nosotras, no iba a chongear como dios manda, iba a chongear con lo que había, y esto, ustedes saben chicas, es una ruleta rusa.

Así que Consuelo, insertada nuevamente en la vida de soltera, se puso a trajín con las nuevas tendencias, aggiorno su feisbuk con fotos sexis, se empezó a agregar a todos los chongitos musculosos veinteañeros que le sugería el señor feisbuk en el costadito derecho de la pantalla, empezó a poner “me gusta” como loca, consiguió los contactos de algunos RRPP de boliches frecuentados por famosos grasientos, arranco la mesoterapia, se hizo el cavado profundo (con tira de cola all inclusive) renovó el guardarropa con millones de mini-polleritas y topcitos cubre pezones, mucha lentejuela, taco aguja y encaje y se lanzo a la jungla.
Y como que estaba bien dotada, enseguida comenzó a tener pique. Tenía reservado un chongo nuevo por semana; la rutina era siempre la misma: la pasaban a buscar (preferentemente en auto, porque si no era prontamente descartado), y la llevaban a tomar algo .

Ahí comenzaba la charla que incluía siempre los mismos y monótonos temas que podían ir variando de acuerdo a la capacidad intelectual del chongo:

-trabajo, tareas laborales, horarios, actividades extracurriculares, composición familiar, vivienda, equipo de futbol, amigos, salidas, viajes nacionales e internacionales, y si daba la neurona del otro interlocutor elecciones 2011 y un cierre de lujo dándole con un caño a la Kristi.

Consuelo se sabía el speech de memoria, todo lo que tenía que decir, y lo que NO tenia, y lo iba mejorando con cada chongo, semana a semana (claro, de los horrores se aprende).
Además estaban los temas subconscientes que consuelo, con meses de citas amorosas encima, iba analizando mientras hablaba el chongo, a saber:

-sueldo, posibilidades de progreso laboral, horarios libres, traumas familiares, capacidad de formar pareja, personas con las que convive, última relación seria (duración, finalización y recuperación), interacciones con otras mujeres, actividades ilícitas, drogas que consume, consumió o consumirá. (y después criticamos a Zaira Nara)

Si el chongo de turno mas o menossssss, calificaba con las respuestas consuelo se lo arrancaba a un telo, y si no calificaba, también… y bueeeee , que quieren chicas, yo les juro que me consta que ella intento que la lleven al cine o a cenar en los últimos 7 meses, pero no hubo caso.
Además después de dos horas u hora y media que duraba el interrogatorio a Consuelo lo único que le interesaba era prenderse el maldito pucho que no la dejaron prenderse cuando tomaba alcohol (algo que , las fumadoras lo sabemos , es como pedirte que camines a Lujan ida y vuelta)

Mágicamente y sin explicar nada, Consuelo salía del bar, se prendía el cigarette y empezaba a caminar o a subía al auto para directamente ir a un telo, Consuelo lo sabía, el chongo también, nadie lo proponía, directamente iban, como por inercia… todo muy modeerrrrno, como diría una amiga.

Consuelo iba al matadero, a ser carneada, como un pedazo de carne, cada noche…

Se tiraba en la cama… abría las piernas… las cerraba y volvía a la casa. Besito besito y chau chau chau chau chauuuuuuuuuuuuuuu.

A veces repetía chongo, generalmente no, ni tampoco le interesaba mucho.

Consuelo al fin tenia la soltería quería… todos los chongos que quería, tenia modelos, jugadores de futbol de salón, de cancha de once e internacionales, strippers, empresarios, universitarios, pendejos y viejos … estaba como quería… pero ¿estaba como quería?

Lo dejamo ahí, diría un amigo…

2 comentarios:

  1. Avecesprefieromiropavieja.. a veces!1 de octubre de 2011, 16:39

    La última pregunta es la que realmente importa. Clara descripción de todo..

    Yo le diría.. mientras que te haga feliz, segui adelante consuelo.. cuando ya no te sientas asi, a buscarle la vuelta!

    genia

    ResponderEliminar
  2. Consuelo, Consuelo.. No se en que quedo, pero si en este momento necesitas sacartelo de adentro, vaya de telo en telo, hasta que des con uno que te agrade para algo mas... ;)

    ResponderEliminar