domingo, 30 de octubre de 2011

El hijo de puta

El hijo de puta, es ese hijo de puta (valga la redundancia) que nos tiene locas, encajetadas como preadolescentes alzadas con ídolo pop o galancito de la escuela. Ese forro hijo de un camión de zorras que nos quita el sueño, ese sorete mal nacido que nos hace sufrir. Esa catarata de mierda humana que nos hace tiritar de alegría cuando se conecta a algún medio electrónico y enrojecer de furia cuando no nos habla. Ese huracán de basura que nos deja plantadas, que no nos llama ni a la hora ni el día acordado, que nos cambia por la primera muchacha que se le cruza por el camino, por el primer asadito con los pibes, por el primer partidito de futbol 5 que le ofrecen o por una Play Station 1, 2, 3 o cualquiera de sus reverendísimas y mal nacidas versioneeeeeees
Ese, EL HIJO DE PUTA, que aunque te cojas a otros 5 mamertos al mismo tiempo, que te juran amor eterno, que te hechan 5 polvazos cuando te ven, que tengan 4 puños de largo, un auto último modelo, que te lleven y te traigan, que estén forrados en guita, que te entreguen un 08 firmado y las escrituras de un piso en Libertador, no logran, no pueden, no consiguen, no obtienen, no alcanzan, sacarte al HIJO DE PUTA de la cabeza!!!!!!!!!!!!!!
….
Uf, me descargue
Pero realmente, ¿ Alguien pensó en el hijo de puta?¿Qué siente? ¿Qué pasa por su cabeza? ¿Cuáles son sus pensamientos? ¿ Cuáles son sus opiniones? ¿Alguien se puso en su lugar?
NO!, le escribimos monólogos, canciones, le dedicamos charlas, libros, chateos, sms, estados, grupos de facebook, velas negras y puteadas colectivas, pero nadie, nadie malditas egoístas pensó, que el Hijo de puta, en el fondo, siente, vive, piensa… ¿Cómo será ese mundo desconocido para nosotras?¿Qué tendrá el hijo de puta en la cabeza?

El hijo de puta, promete “arreglar en la semana alguna salida”… pero promedia el jueves y el sorete no aparece. Eso desencadena un proceso de Histeria colectiva, traducido en una tremenda cara de ORTO más gigante que el de Virginia Gallardo, que hacen que en menos de un cuarto del jueves ya te hayas peleado con un colectivero, una kiosquera, la recepcionista, tu jefe y dos amigas.
Todo esto ya lo hemos hablado en reiterados monólogos ( mal humor generalizado, desesperación feisbukiana o messengeriana, y llamada a las amigas).
Mientras vos estas arrancándote uno por uno los pelos de las axilas, el hijo de puta, está tirado en su casa viendo la liga C de San Petersburgo, y seguramente se haya acordado de vos, pero justo le cayó el mensaje de un amigo que necesita que le dé una manito con una mudanza el finde y entre mensaje y organización se le paso la tarde y le parece mejor llamarte con más tiempo otro día.

El hijo de puta te agrega al facebook, pero está conectado en el chat y no te habla…. Y pasan los segundos y miras de reojo y sigue ahí, esa maldita pelotita verde que como si ya no tuvieras suficiente calvario con el re putísimo MSN viene a seguir cargando un poco mas de mierda a tu vida.
El hijo de puta sigue sin hablarte, pero cuando ya entraste a su perfil por trigésimo novena vez en 5 minutos, descubrís que se hizo amiga de “Turritah de Flores” y “Lali Golosahh” dos pendejitas que no llegan a los veinte años, que tienen de perfil fotitos haciendo trompita, y que en el muro le firman 7420 nenitos de no más de 18 años todos alzados (loco, y yo que me sonrojo si se me cruzan los chongos en algún boliche). En sus fotos de perfil descubrís que encima el hijo de puta se clavo un par de me gustan...
¡Para que!, ahora agarras la cámara y te sacas 44561 fotos casi en tanga para colgarlas en el facebook con 4410 mil nicks de resentida del estilo : “Este finde la rompemos…” “que noche la de anoche” “ recuérdenme que hice ayer” (PENSAR EN VOS, PEDAZO DE FORRO) y etc, etc, y lo único que logras es que te ponga un me gusta en alguna foto… pero de invitarte a salir… ni hablar, y jamas creas que miran tus nicks o estados... no reparan ni por un segundo en tus miles de indirectas, boluda!!
Pero la realidad es que mientras vos estas llorando y revoleando cosas por la casa, el hijo de puta, está sentado del otro lado de la PC jugando al Winning Eleven, y cada tanto cuando pierde alguna vida le revisa el facebook a sus dos primitas adolescentes (Turrita y Lali), a pedido del tío, para controlar que ninguno pendejo se zarpe.

El hijo de puta después de cogerte un día de esos, te habla al día siguiente… milagro de la vida… aleluya… aleluya… suenan cantos gregorianos:

-¿Hola colorada como estas?
- bien acá laburando, tengo mucho sueño, que bueno que estuvo anoche, ¿no? después que me dejaste tuve que llegar y ordenar todo el quilombo que había dejado…
-si
- recién termine de comer, me pedí unas milanesas al horno con puré de manzana y después baje a comprarme un helado a Mac Donals, ahora tengo que terminar dos trabajos que me encargo mi jefe porque si no me voy a tener que quedar después de hora y justo hoy a la noche voy a cenar a la casa de mi amiga celeste, vos que hacías?
-Nada, laburo…

El hijo de puta, no es corto de mente, es HIJO DE PUTA, monosilabea por instinto, le gusta hablarte a secas, mientras vos te esmeras en contarle el resto de tu día, presente, pasado y futuro. No es de garca es así, le gusta saber que estas ahí, disponible.

El sábado a la noche vas al boliche que frecuenta el hijo de puta, te vas con tu vestido rojo furioso, más corto, ese que milimetrea ahí nomas los cachetes, que te hace unas gomas espectaculares, y para rematarla unos tacos aguja de 15 cm. 
El hijo de puta esta con todos sus amiguitos, que encima están más buenos que comer helado con ensalada de frutas y crema, cuando te acercas a saludarlo el hijo de puta te lanza un: “no me estés tan cerca hoy por favor…” 
CATARATA DE MIERDA POR TU CABEZA… realmente es un hijo de puta. 
Así que no te queda otra opción que chamullarte a todo el boliche, comerte en su cara a 5 o 6 tipos y arrancarte a uno delante de el y sus amiguitos.
Pero el pobre hijo de puta, que estaba muy borracho no se levanto a nadie, te tuvo que ver dar un espectáculo “regaladamente” miserable y él lo único que quería es que no lo veas en ese estado, por eso pidió distancia…

El hijo de puta un día de esos vuelve a dignarse a invitarte a salir, te lleva a un telo de una, sin ni siquiera invitarte a una coca, te coge como nadie, termina de hacer lo suyo se tira panza arriba en la cama, no te acaricia ni un dedo, ni una expresión de satisfacción por el reciente hecho, ni le pidas un beso que un poco más te mira como si fueras una ciruja roñosa, 
Palméame el orto aunque sea hombre de las cavernas, hijo de una gran conchuda!!!. 
¡¡¡Para esto paga $100 mangos en algún privado y te sale más barato inmundicia!!!!. 
Pero bueno vos te esmeras en ponerle onda y te decidís a relatarle los detalles de tu vida, - que vos crees que lo pueden conquistar- pero el hijo de puta lo único que en realidad está haciendo es mirarte las tetas que se sacuden frenéticamente, mientras le contas de ese rescate de perritos abandonados que hiciste hace dos años en un descampado.  
No es de malo, pero para el hijo de puta es inevitable pensar en el próximo polvo que te va a hechar, no te esmeres mas, cerrá la boca, abrí las piernas y no cuestiones más la naturaleza masculina. En la próxima vida por conchuda vas a reencarnar en uno de ellos….

sábado, 1 de octubre de 2011

Mal de muchas, consuelo de tontas...

Hoy vamos a hablar de mi amiga Consuelo, (la de tres monólogos anteriores), que no es la dueña del Blog, no…, bueno en fin, Consuelo, finalmente tomo coraje y se separo hace poco de esa relación (quenovamosadecircuantoduro) y que la tenia atada e infeliz , asique después de un breve duelo que duro algo así como 10 días, se dispuso a volver a la Jungla como toda mujer soltera, recibida nueva y felizmente por su grupo de amigas, en el rebaño de ovejitas solteras, ansiosas de reinsértala en sociedad ovejal (ya sé que es ovina, no puteen)

Soledad, más que obvio, (junto con María Pía, Nadia, Alejandra, y toda la cría) enseguida le tendieron sus manos, para llevarla de un lado al otro a chongear como dios manda.

Pero Consuelo, al igual que todas nosotras, no iba a chongear como dios manda, iba a chongear con lo que había, y esto, ustedes saben chicas, es una ruleta rusa.

Así que Consuelo, insertada nuevamente en la vida de soltera, se puso a trajín con las nuevas tendencias, aggiorno su feisbuk con fotos sexis, se empezó a agregar a todos los chongitos musculosos veinteañeros que le sugería el señor feisbuk en el costadito derecho de la pantalla, empezó a poner “me gusta” como loca, consiguió los contactos de algunos RRPP de boliches frecuentados por famosos grasientos, arranco la mesoterapia, se hizo el cavado profundo (con tira de cola all inclusive) renovó el guardarropa con millones de mini-polleritas y topcitos cubre pezones, mucha lentejuela, taco aguja y encaje y se lanzo a la jungla.
Y como que estaba bien dotada, enseguida comenzó a tener pique. Tenía reservado un chongo nuevo por semana; la rutina era siempre la misma: la pasaban a buscar (preferentemente en auto, porque si no era prontamente descartado), y la llevaban a tomar algo .

Ahí comenzaba la charla que incluía siempre los mismos y monótonos temas que podían ir variando de acuerdo a la capacidad intelectual del chongo:

-trabajo, tareas laborales, horarios, actividades extracurriculares, composición familiar, vivienda, equipo de futbol, amigos, salidas, viajes nacionales e internacionales, y si daba la neurona del otro interlocutor elecciones 2011 y un cierre de lujo dándole con un caño a la Kristi.

Consuelo se sabía el speech de memoria, todo lo que tenía que decir, y lo que NO tenia, y lo iba mejorando con cada chongo, semana a semana (claro, de los horrores se aprende).
Además estaban los temas subconscientes que consuelo, con meses de citas amorosas encima, iba analizando mientras hablaba el chongo, a saber:

-sueldo, posibilidades de progreso laboral, horarios libres, traumas familiares, capacidad de formar pareja, personas con las que convive, última relación seria (duración, finalización y recuperación), interacciones con otras mujeres, actividades ilícitas, drogas que consume, consumió o consumirá. (y después criticamos a Zaira Nara)

Si el chongo de turno mas o menossssss, calificaba con las respuestas consuelo se lo arrancaba a un telo, y si no calificaba, también… y bueeeee , que quieren chicas, yo les juro que me consta que ella intento que la lleven al cine o a cenar en los últimos 7 meses, pero no hubo caso.
Además después de dos horas u hora y media que duraba el interrogatorio a Consuelo lo único que le interesaba era prenderse el maldito pucho que no la dejaron prenderse cuando tomaba alcohol (algo que , las fumadoras lo sabemos , es como pedirte que camines a Lujan ida y vuelta)

Mágicamente y sin explicar nada, Consuelo salía del bar, se prendía el cigarette y empezaba a caminar o a subía al auto para directamente ir a un telo, Consuelo lo sabía, el chongo también, nadie lo proponía, directamente iban, como por inercia… todo muy modeerrrrno, como diría una amiga.

Consuelo iba al matadero, a ser carneada, como un pedazo de carne, cada noche…

Se tiraba en la cama… abría las piernas… las cerraba y volvía a la casa. Besito besito y chau chau chau chau chauuuuuuuuuuuuuuu.

A veces repetía chongo, generalmente no, ni tampoco le interesaba mucho.

Consuelo al fin tenia la soltería quería… todos los chongos que quería, tenia modelos, jugadores de futbol de salón, de cancha de once e internacionales, strippers, empresarios, universitarios, pendejos y viejos … estaba como quería… pero ¿estaba como quería?

Lo dejamo ahí, diría un amigo…