viernes, 22 de abril de 2011

Las dos Marias

Esta no es para vos, es para mi...

Soledad le hacía falso honor a su nombre, parecía encantarle la soledad, valga la redundancia, pero intentaba evitarla a cualquier precio, y cualquier precio en su caso, como en el de muchas muchachas que me leen, significaba llevar una vida de soltera errante, deglutiendo hombres sin masticarlos, como sea y donde sea.

Soledad era rapidita, cualquier amigo diría que es gauchita, tiene el si fácil, le gusta el sexo piadoso, te lleva a su casa para que no pagues el telo (que además mucho no le atrae), siempre está disponible y no se hace mucho drama por nada. Cualquier hombre compra, además tiene pechos 0 km y un cuerpito envidiable.

El Messenger de soledad es como un cementerio privado, tiene cientos de muertitos agrupados en parcelas, casitas, nichos, tierra y para el crematorio; guarda muertitos hasta de nuestras primeras vacaciones juntas en la costa Atlántica de hace 10 años!

Soledad tuvo su despertar adolescente un poco tardío, así que en los años que siguieron quiso ponerse al día.

Constantemente y como buena amiga intento mantenerme al tanto de su conjunto de chongos, pero me marea, me confundo el que conoció en las vacaciones de semana santa, con el de las vacaciones en Punta del Este, el del bolichito, con el oficial, y etc.

Soledad al igual que muchas, suelen andar con tipos que no valen nada, mucho histérico irritante que te tiene hasta ultima hora sin confirmar la cita, mucho macho venido a menos que en cuanto se está enganchando se las toma, mucho pendejo rata que te hace pagar a medias, mucho tramposo para el cual siempre vas a ser su segunda opción y etcéteras varios, y yo se que aunque no me diga nada y grite a dos voces que le encanta la soltería, tiene los huevos al plato.

Sé que cuando llega a su casa amanecida un domingo después de coger con algún tipo que mucho no le atraía, pero bueno “antes de perder la noche…”, en el fondo se siente para el ojete. Ese trajín interminable de los fines de semana que arrancan con jueves eufóricos y terminan con domingos a las 23 hs vacía y fisuradamente deprimentes.

Soledad sabia que entre todos esos chongos no hacían uno, además y para no aburrirse siempre estaba ese!, el que le rompía la cabeza, el que la tenía a mal traer, y como la tenía tan a mal traer se embroncaba más y agarraba su preciado -y despreciado al mismo tiempo- Messenger y hacía estragos!

Soledad lo sabía, estaba en la jungla, y se vendía como un pedazo de carne al mejor postor, no podía evitarlo, pero… es lo que hay.

Consuelo mataba por ser soledad, pero le temía mucho, tanto que hace mil años estaba en una relación Yogurt: tenia fecha de vencimiento, ella lo sabía, yo lo sabía y todos lo sabíamos, pero seguía alimentándose, hasta que se pudriera… .

Y así transitaba su relación, cada tanto jugaba a ser soledad, los fines de semana, y descolgaba la tanga; también se vendía como un pedazo de carne, pero descansaba tranquila porque el domingo a las 23 hs aunque estaba fisurada, dormía haciendo cucharita con su pareja…

Consuelo Juntaba fuerzas, respiraba profundo y contaba hasta diez, soportaba estoicamente, porque es bueno, porque la heladera en cuotas, porque el alquiler, la nena, la casa, y etc. Ya había dado todos los manotazos de ahogados habidos y por haber, tenía la orquesta alquilada, pero el titanic se le hundía por todos lados.

Cuando entraba en crisis amagaba con separarse, hacia toda la perorata, venía a casa lloraba, juraba que era definitivo y bla bla, pero todos sabíamos que no le daba la sangre y a las dos semanas volvía corriendo con su concubino.

Sin embargo y sin pesar Consuelo cada tanto se echaba alguna cañita al aire, y renovaba energía, cargaba el tanque con ultra power y tiraba unos 8 meses aproximadamente, llevándose de maravillas con su pareja, jurando que esta vez sí, había cambiado; hasta que cuando se le estaba por acabar la nafta, se ponía irritable, y necesitaba recargar de nuevo, entonces levantaba el teléfono y sabia que su amiga soledad iba a estar ahí, chongeando con 5 tipos ¡¡feliz de la vida!

- Dale venite el sábado a casa a tomarte algo que después entramos al vip de Krassiento Disco y te presento a un par de Jugadores de fútbol.

Y Consuelo en ese instante deseaba tirar por la borda esa miserable vida y pegarle una patada en el toorrrrr al infeliz que impedía su esplendorosa existencia, para llevar esa preciada vida de soltería sin límites como la que tenia Soledad, Y Soledad que había tenido un ataque de llanto cinco minutos antes por sentirse tan sola, deseaba tener un marido que la esperara en casa todas las noches, aunque no supiera cocinar y no la cogiera con la pasión de un chongo nuevo…

Valeria sabia, canta: TU VIDA SIEMPRE HA SIDO UNA MENTIRA UNA VULGAR Y ESTUPIDA MENTIRA…

Y vos de qué lado estas??????