martes, 19 de enero de 2010

ODIOSO ENAMORAMIENTO ODIOSO

Y saliste con él, y lo peor de todo es que te gusto. Fuck pensas, hubiese preferido que no me garche tan bien. Ahora ya lo sabes. Estas al horno, enloquecida con el tipo, suele pasar. Dont Worry lo único que cambia es que con la experiencia por lo menos la ansiedad te deja comer en paz (aunque no puedas hacer bien la digestión), Pero bueno todas hemos recorrido el mismo torbellino de idiotez que se adueña de nuestras vidas por un tiempo. A saber:


• Pensas en el tipo, obvio

• Lo idealizas en amor romántico 

• Transpiras, tenes palpitaciones y se te revuelve el estomago

• Le contas a todas tus amigas hasta los detalles más insignificantes y aburridos de tu salida, durante días y horas enteras hasta que ellas puedan relatarlo como si lo hubiesen vivido en carne propia

• Las torturas, por msn, por celular, por teléfono fijo, por facebook, y personalmente preguntándoles durante 2 horas seguidas, boludeces del estilo ¿lo saludo para el cumpleaños?

• Les gritas, las llamas llorando, a los 5 minutos riendo

• Decidís llevar a pasear a esa sobrinita insufrible para despejar tu mente

• Te vestís sexi

• Te depilas seguido (cavado y tira de cola incluso)

• Te compras ropa interior nueva

• te reis sola

• miras por la calle todos los autos iguales al de él y te desesperas

• si ves a algún amigo del muchacho, entras en un ataque de pánico, aunque nunca entendí que mierda tendrá que ver, porque los amigos ni te registran, ¿Qué mierda sabe el tipo que sos la boluda que se cogió el amigo el lunes pasado?

• Queres ir a todos los lugares que el frecuenta, para sutiiiiiiiilmente encontrártelo de casualidad (y volves a enfermar a todas tus amigas a tal fin)

• no paras de recordar todo lo que te dijo

• Soñas con el reencuentro, soñas con el

• buscas frases de canciones para el Nick que tengan q ver con el frenesí que estas viviendo

• te angustias

• volves a llamar a tus amigas

• volves a reír.

• Volves a llorar

De golpe algo hace un clik en tu cabeza, las revoluciones de tu corazón disminuyen, respiras profundo… muuuuuuuuy profundo y seriamente te preguntas: ¿¿taaaaaantoo??, y te das cuenta que NO y de repente tu lindo y atrajeado cuerpo siente como si le hubiese pasado un tren por encima, porque todas, todas tus energías se te fueron en un ataque pajero-hormonal, que por suerte ya termino... QEPD
Al rato recordas el ataque y reis, “que loca estoy” –pensas- y ocupas tu cabeza en cosas mejores, por un ratito… quien sabe cuánto… no cantes victoria




jueves, 14 de enero de 2010

EL CICLO DE LA VIDA

Y si un nuevo ciclo comienza, siempre son similares, ya los conocemos de memoria, pero los vivimos siempre como si fuera la primera vez que pasa (y como el ultimo) por eso me atrevo a plasmarlo…
Lo conociste, histeriqueos más, histeriqueos menos, pero se gustan, se pasan los teléfonos. Hasta ahí tenes todo bajo control, estas chocha con chongo nuevo, sonreís por la calle, pensas en lo que vas a decir cuando te llame, etc, etc.
Te llama, la primera vez siempre llaman rápido – Fuck you. Parecen desesperados, ya se enamoraron de vos antes de verte, vos te la crees más todavía, pensas que jugas con ventaja ante tamaña cantidad de elogios y piropos que te dice. ILUSA
Hasta el día del primer encuentro todo es un maldito idilio. Igual todavía crees que tenes todo bajo control, mientras hasta que llega el día, el te sigue elogiando y diciéndote que se muere de ganas de verte.
Llego el día del encuentro, para vos hasta ahí: UN PARTO, para el: COMO SI NADA

Igual vos lo dejas con las ganas pero sabes que de la segunda no pasa, NO LO VAS A PERDONAR, porque hervís de la calentura. Y el también, OBVIO, y  siempre encuentra esa sutil (pero tonta) forma de manifestarlo, pensando que pasa desapercibido, y que vos cual quinceañera tonta le vas a creer, pero vos que ya estás bien canchera en esto, que ya te comiste 157210540 millones de chamullos, sabes que ESTE no te va a entrar tan fácil, así que te reis con sus millones de demostraciones amorosas: léase 14 publicaciones en tu muro del facebook, 4871 mails y 457854852 llamados y sms de alto contenido romántico, se lo comentas a todas tus amigas, que se ríen con vos, y pensas que estas un paso adelante porque él esta DESESPERADO…( si claro, por cogerte) Dios mío, si pudiera volver a mis 13 años y tratar de explicármelo a mi misma me hubiese ahorrado alguna que otra amargura juvenil…
En fin pasan los días y a vos su estrategia romántica ya te esta resquebrajando, ahora abrís el mail cada 5 minutos, revisas el celular todo el tiempo, y le comentas a tus amigas que la espera para el segundo encuentro te tiene algo nerviosa. La verdad es que cuando llega el día del segundo encuentro y después de que el señor un poco mas te hizo creer que ya encontró el amor de su vida, vos ya ESTAS LISTA, QUE-BRA-DI-SI-MA, la tanga se te cae sola, te carcome la cabeza solo pensar en verlo de nuevo y que pase lo que tenga que pasar, porque a esta altura ya estas mas fácil que tabla del 2.

Llega el día, hechos mas, hechos menos, terminas en la cama con él (ENEMIGO) … casi no opones resistencia, te morías de ganas, y te la sacas… y bueno… a llorar a los laureles linda… Lo que sigue ya lo sabias...

COGEME BIEN

Y bueno, sí, te entregaste… Pero hay que destacar algo, no es necesario que te endulcen los oídos haciéndose los buenos, si lo mismo te vas a entregar igual!!! Odio cuando nos toman el pelo, ya estamos gigantes.

Pero obviamente después de tanto bla bla uno siempre llega con la mejor expectativa. ERROR.

Te toco comprobar de nuevo que las ganas nunca son proporcionales al resultado.

Si alguna vez te cogieron bien, (pasa poco con los amantes en toda tu vida) sabes de lo que te habló, a la que alguna vez le tocó, sabe que el resto son porquería, basta de falacias, te pones exquisita, porque ya sabes lo que es bueno. “Querido vos sabes donde queda el clítoris?”, “no solo doy sexo oral, también recibo” “ No me muerdas el pezón. DUELEEEE!” “tan rápido?” “ te falta mucho???” “ si no sabes tocar, NO TOQUES” son algunas de las frases que se deslizan por tu mente. Pero ¿ Por qué las mujeres nunca nos atrevemos a decirlas?

Acá esta la clave del problema. Los hombres argentinos van por la vida sexual, igual a como van por su vida, no miran mas allá de su propia pija, piensan que se la saben todas, que son los grandes cogedores, aprendieron del sexo mirando películas porno donde la satisfacción femenina es un detalle y se equivocan, el 95% son unos quesos en la cama, y en lo único que piensan es en su autosatisfacción, y no piensan -ni tampoco saben- como lograr la nuestra. 

Las mujeres pocas veces les hacemos saber que tan malos son, porque ¿Cómo vamos a destruir el ego masculino que lo construyen desde su primera infancia cuando juegan a medirse el miembro?, ¿Cómo vamos a revelarnos y ser tan zorras?. Es un dilema que viene desde cuando tenemos esas primeras relaciones sexuales, ¡¡horribles!!! En las que te solo te tiras en la cama con cara de pócker,(entre pálida y asustada) y con ropa interior horribleeee, (por que todavía no entendes nada) abrís las piernas y te quedas mudita sin moverte, esperando que ellos terminen de una vez por todas, porque te mata el dolor, y encima ni siquiera te gusta un poco, bueno capaz un poco si, pero difícilmente vas a tener un orgasmo, ¿¿Qué es eso????

Pero no se como terminas entendiendo que para no parecer frígida, o que tenes un problema,  tenes que fingir que te gusta. Y te empezas a mandar las actuaciones de tu vidaaaaaa...

Y ahí empezaste y nunca mas paras, es esa mezcla de aparentar ser la hembra sumisa que ellos desean, y no arruinarles la maldita autoestima sexual a los muchachos, que cuando ni bien empiezan son como conejitos que te dan masa sin parar, y acaban a los 2 minutos, porque tienen la leche que se les desborda por el ojo un poco mas, y que luego con los años van mejorando un poco, (hay que reconocerlo), pero vos que ya mentiste una vez, no vas a parar de mentir mas, es mas con los años vas mejorando tus actuaciones entre tanta película porno barata que ves en los telos, vas tomando gestos, gemidos y frases que los hagan pensar que son Buenos…

¿Hasta que llega la madurez?